Una violación en manada

Portada de EL PAÍS Andrés Mourenza

Tras cautivar a medio mundo —en Latinoamérica hacen furor— los culebrones turcos han aterrizado en España. Los directivos de NOVA, la cadena que apostó por el género, no las tenía todas consigo pero Fatmagül ha demostrado que, también en nuestro país, puede funcionar. La serie turca llegó a cosechar más de un 6% de cuota de pantalla en su capítulo final y se convirtió así en uno de los líderes de la TDT.

Seguir leyendo.

, , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Nani Roma se impone en la Baja Hungría y Pons es cuarto

El de Mini se hizo fuerte en unas condiciones climatológicas adversas y "tramos embarrados" y el de Toyota cumplió en...

Close