Un Messi de oro basta al Barcelona para aplastar al Espanyol

20minutos.es SPORTYOU

SPORTYOU

Messi

Al Barcelona le bastó medio partido para deshacerse de un Espanyol que en ningún momento tuvo opciones de ganar el derbi catalán. La actitud de Leo Messi, quizá espoleado por las críticas de Pelé o por quedarse fuera del podio del Balón de Oro, fue suficiente para imponerse a los pericos en un encuentro ya resuelto al descanso y que acabó 0-4.

Messi hizo de todo. Todos los balones que acabaron en las mallas de Diego López pasaron por sus botas, con un David López superado siempre cada vez que veía al argentino, a Luis Suárez o a Dembélé de cara. El primer gol, no obstante, llegó a balón parado: Messi dejó otra lección más de cómo se debe hacer un lanzamiento de falta.

Seis minutos tardó Dembélé en marcar el 0-2 y hundir al Espanyol. Esta vez fue gracias a una gran acción individual, tras superar a la indolente zaga blanquiazul, para marcar por la escuadra un gol de muy bella factura. Al descanso se llegó con el tercero, obra de Luis Suárez, que se resarció de un palo que había dado 10 minutos antes y que había repetido el propio Messi al instante.

El Espanyol empezó mordiendo más la segunda parte. Al menos llevaron más el balón, pero más porque el Barcelona lo cedió que por mérito propio. Hernán Pérez, el primero en probar a Ter Stegen, mostró algo de ganas, pero no fueron suficientes. Y es que el ritmo del partido lo marcó Messi. Tras recibir un fuerte golpe de Javi López nada más comenzar la segunda mitad parecía que iba a relajarse, pero ni mucho menos.

Rondando la recta final del partido, Messi fue derribado en la frontal del área, en la zona de tres cuartos. El argentino se la pidió, miro por encima de la barrera y enfiló la escuadra. Diego López, que estaba en todo el medio de la portería, no llegó. El undécimo tanto del '10' blaugrana, y el Espanyol hundido.

Y más que se hundió cuando, a falta de 20 minutos, le anularon un gol. Del Cerro Grande tuvo que consultar al VAR para comprobar si el tanto de Duarte, que había enganchado una falta botada por Sergio García, era en fuera de juego, como finalmente comprobaron.

Valverde incluso se permitió el lujo de calmar las ascuas que podían haber prendido, y metió a Coutinho (muy señalado en los últimos encuentros) por el más que reivindicado Dembélé. Incluso Denis Suárez tuvo minutos, los primeros en Liga de esta temporada, por Rakitic, y Munir, que acabó probando a Diego López al final del encuentro.

Uncategorised

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
La Policía detiene a 450 ‘chalecos amarillos’ en una protesta en Bruselas

Close