Un liderato de LaLiga que lleva 45 años esperando al Espanyol

Últimas noticias | Diario AS Iván Molero

El asalto del Espanyol al liderato es tan extraordinario como factible. Para alcanzarlo, deben darse tres condiciones: que el equipo de Joan Francesc Ferrer ‘Rubi’ derrote al Valladolid el viernes (lo cual le garantizaría ser primero hasta el domingo), que el Barcelona empate o pierda en el Clásico, ante el Real Madrid y que el Alavés, en caso de triunfo ante el Villarreal, no lo haga por dos goles más de diferencia que los pericos en Pucela. Unas variables que conducirían al equipo a citarse con la historia. A completar un póquer de éxitos.

Temporada 1939-40: el 'Pájaro Azul'

Amanecía el primer curso de posguerra con el Espanyol como campeón de Catalunya, el último hasta la restitución del título casi medio siglo después. Con los exjugadores Patricio Caicedo en el banquillo y especialmente Ramón Trabal como secretario técnico, aglutinó el club el máximo de jugadores de calidad tras la contienda: Gabriel Jorge y Martínez Català, que anotarían 11 goles cada uno, José Trías, Félix Llimós, Ricardo Teruel, Isidro Rovira, el capitán Benito Pérez... Y así, entre la octava y la decimocuarta jornada, se situaría el Espanyol líder de aquella Liga.

Hasta que llegó, en la jornada 15, la visita al Sevilla de la conocida como delantera ‘Stuka’, abreviatura nada menos que del nombre de un bombardero alemán. Y los pericos, que ya llegaban a aquel encuentro con bajas, cayeron encima goleados por un contundente 4-0. Pero su desgracia no había hecho más que empezar, ya que en el trayecto de vuelta en su autocar, popularizado por el sobrenombre del ‘Pájaro Azul’, los integrantes de la expedición sufrieron un grave accidente, con vueltas de campana y varios heridos. Cayuela, por ejemplo, perdió un ojo y otros, como Pérez y Trías tuvieron que ser hospitalizados.

Pidió el Espanyol a la federación que se pospusiera el siguiente partido, pero le hicieron caso omiso, con lo que acusó el golpe el equipo, que terminaría LaLiga quinto. Aunque, eso sí, demostraría su potencial en junio con el título de Copa de España.

Temporada 1952-53: las toallas quemadas y la avalancha

No menos exenta de polémica sería la siguiente pérdida de un liderato tan avanzada la competición. Era el equipo del Oxígeno, que lo inhalaba en los descansos bajo la fórmula de su entrenador, Alejandro Scopelli. Y, fuera placebo o no, se plantó invicto en la decimosegunda jornada, cuando le tocaba visitar Les Corts para disputar el derbi.

Primero hubo avalanchas en la grada, con un muerto, y la decisión policial de situar a los espectadores a ras de césped, por seguridad, pero también intimidando en cierto modo a los pericos. Y, en el descanso, cuando procedían a administrarse su oxígeno, los Arcas, Marcet, Parra, Argilés, Cata y compañía se encontraron con un vestuario repleto de humo, fruto de las toallas que alguien había quemado deliberadamente (aún quedaba algo de fuego por sofocar) para que el Espanyol no pudiera ni respirar.

Ganó el Barcelona por 2-1 y se empezó a desinflar el conjunto perico, que perdió el liderato en la jornada 17 para recuperarlo de la 19 a la 23, a siete del final, pero finalmente acabar cuarto.


Temporada 1972-73: de los "olés" a la tercera plaza

Muchos más seguidores recordarán la última vez que el Espanyol fue líder más allá de la novena jornada. De hecho, ya habían pasado más de la veintena. Hace 45 años y con otro entrenador ilustres, José Emilio Santamaría.

En la vigesimosexta jornada, se situaban primeros los pericos después de derrotar al Deportivo en Sarrià (2-1) con el terreno de juego encharcado, y de que el Barcelona cayera en La Rosaleda (2-1). Y repetirían la clasificación dos jornadas después, en la 28, con “olés” en la grada durante el 3-0 al Oviedo, que venía acompañado de una debacle de los culés en Castellón (4-0).

Llegó a tener opciones reales aquel Espanyol de ser campeón, pero las perdería todas dos semanas más tarde en el Benito Villamarín, cuando en plena batalla por el título fue expulsado Roberto Martínez, ‘pichichi’ a la postre perico con 14 goles, y no pudo pasar el equipo del 2-2. La tercera plaza sería la insuficiente clasificación final.

Los lideratos fugaces: el último, hace diez años

45 años han transcurrido de aquel último liderato del Espanyol tan avanzada LaLiga. En otras cinco temporadas llegó a ponerse primero el equipo blanquiazul en las primeras jornadas: 1932-33 (en la novena jornada), 1994-95 (en la tercera), 1995-96 (la quinta), 2004-05 (después de tres partidos) y 2008-09.

Hace justo una década, alcanzaba el Espanyol el liderato en la segunda jornada, tras derrotar a Valladolid y Recreativo. Una primera plaza tan efímera que pasarían media temporada en descenso. El 14 de septiembre de 2008 es la fecha de ese último liderato.

, , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Diez deportes se suman a la quiniela para Tokio 2020

Ciclismo en ruta y en pista, judo, triatlón, esgrima, tiro, vela, lucha, remo y hockey hierba no lograron medalla en...

Close