Un experto meteorólogo, sobre la riada en Mallorca: “Predecir una tormenta así es imposible”

20minutos.es JUAN CARLOS MARTÍNEZ / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

JUAN CARLOS MARTÍNEZ / VÍDEO: AGENCIA ATLAS

Tromba en Mallorca

Los equipos de emergencias siguen trabajando en el este de Mallorca, inundada este martes por una gran tromba de agua que dejó varios muertos y cientos de evacuados. Mientras, los meteorólogos analizan a fondo todos los datos disponibles para responder: ¿por qué llovió de esa forma tan brutal en un solo sitio? ¿Se pudo haber previsto? "Predecir una tormenta así es imposible", señala a 20minutos.es un analista predictor consultado.

La cantidad de lluvia fue "extraordinaria" y a la vez muy localizada en ciertas zonas del este de Mallorca, según la Aemet. En San Pere se acumularon en un solo día 230 litros por metro cuadrado, casi un tercio de lo que llueve en todo el año. En San Llorenç se recogieron 220 litros. Pero en Manacor, a unos 8 kilómetros de distancia, se recogieron 23 litros en 24 horas.

El problema, apunta el predictor a 20minutos.es, es que en la zona afectada se quedó fija una tormenta que vació en el área toda su carga.

"Normalmente las tormentas se forman y se están moviendo", señala. "Lo raro aquí fue que una célula tormentosa se quedó anclada. Eso posibilitó una intensidad brutal en las lluvias".

Las causas de este anclaje pueden ser varias: una combinación de los vientos en esos momentos, la geografía de la zona, etc. Situación que los meteorólogos están analizando en estos momentos a fondo.

Un tren convectivo

De hecho, apunta el experto, no se sabe si fue una sola tormenta anclada o un tren convectivo, la formación y disipación sucesiva de varias tormentas en un mismo punto. El caso es que llovió mucho en un mismo punto, sin que la lluvia pudiera distribuirse.

"Es una situación que no es tan inusual, ha ocurrido otras veces", señala. "Pero ocurre en zonas despobladas, en mitad del campo y no se producen daños personales. O en sitios donde no hay estaciones meteorológicos y no quedan registradas".

El sistema balear y el litoral valenciano está expuesto a este tipo de situaciones en esta época. "El mar está caliente a final del verano y eso hace que el sistema se haga inestable", explica "Hay mucha humedad y mucho calor, eso es gasolina para las células tormentosas, que se forman muy rápido y son muy eficientes".

Imposible predecirlo

Así, se puede predecir la intensidad de las lluvias que puede haber en una zona. Pero prever que una de estas tormentas se va a quedar anclada sobre un área concreta, como pasó este martes, es "imposible", apunta. Solo se puede dar un aviso rojo, la alerta extrema, cuando se detecta que las precipitaciones son inusualmente potentes.

Así ocurrió este martes en Mallorca. Según han explicado meteorólogos de la Aemet a Europa Press,los avisos de riesgo fueron variando a lo largo de la jornada, que comenzaron con amarillo (riesgo), porque se esperaban más de 20 litros por metro cuadrado en una hora; a las 18.30 horas aumentó a naranja (riesgo importante) al observarse acumulaciones de 40 litros por metro cuadrado en una hora o bien por 100 litros por metro cuadrado acumulados en 12 horas.

Finalmente, en torno a las 21.30 horas, el riesgo se intensificó y se emitió un aviso rojo (extremo) al preverse una acumulación de más de 200 litros por metro cuadrado en algunas zonas. 

Uncategorised

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Un juzgado investiga irregularidades en la cesión de la antigua cárcel a un grupo afín al gobierno de La Coruña

Nuevo frente judicial a la gestión del Ayuntamiento de La Coruña. El Juzgado de Instrucción número 8 de la ciudad...

Close