Un Buda gigante es símbolo de tolerancia ante terrorismo

ELUNIVERSO.COM - Internacional ELUNIVERSO.COM - Internacional

El Buda de Swat, esculpido en un acantilado en el siglo VII, quedó desfigurado por dinamita en 2007, pero al contrario de las estatuas gigantes de Bamiyan, en Afganistán, fue restaurado y se convirtió en un símbolo de tolerancia en este valle pakistaní traumatizado por años bajo el yugo de los talibanes. La divinidad, sentada en posición de loto en la parte baja de un acantilado de granito en el norte de Pakistán, estuvo a punto de ser destruida completamente por unos insurgentes islamistas.
Uncategorised

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Carmen Martínez Bordiú: “España es insufrible”

Close