Trasplantan con éxito un hígado de un donante menor de edad a dos niñas de 13 años y 8 meses

España (abc)

El hospital Vall d’Hebron de Barcelona ha conseguido llevar a cabo con éxito un trasplante hepático split, un procedimiento para casos excepcionales que requiere una gran técnica, para Naroa y Roma, dos niñas de 13 años y 8 meses respectivamente que estaban en situación crítica, en el que el donante también era menor de edad en una jornada maratoniana. La intervención, que tuvo lugar el pasado julio y que se había hecho muy pocas veces en España, coincidió en un día en el que llegaron a coincidir 14 trasplantes en 24 horas. Naroa, de 13 años y vecina del País Vasco, sufría una enfermedad metabólica que la obligaba a seguir una dieta muy restrictiva y también tenía un hepatocarcinoma (cáncer de hígado). Apenas podía comer proteínas, lo que la condicionaba, y mucho, en su día a día. A finales de 2017 su situación empeoró y al poco tiempo acabaron siendo atendidos en el Vall d’Hebron. Gracias a su rápida recuperación, en siete días ya recibió el alta y ahora, ya curada, ha introducido ya la carne y los embutidos a sus comidas. “Está muy animada porque ya ve que podrá hacer vida totalmente normal en poco tiempo”, ha relatado Josefi, su madre. “Le habéis devuelto la vida a mi hija. Ha vuelto a sonreír”, comentaba esta mañana Vanesa, la madre de la joven Roma, que vive en Terrassa (Barcelona). Con tan solo 8 meses y por debajo de los 6 kg de peso, padecía una enfermedad genética rara, el síndrome de Alagille, que le había provocado una cirrosis hepática irreversible. Desde febrero estaba en lista de espera y ahora todavía sigue ingresada pero su evolución es muy satisfactoria. En ambos casos se trataba de una situación médicamente muy compleja que sólo se podía resolver con un trasplante. La donación procedía también de un menor de edad. Un procedimiento complejo Un equipo se desplazó fuera de Cataluña para la extracción del órgano. Una vez ya en Vall d’Hebron se procedió a un trasplante hepático split, que “es un procedimiento quirúrgico de alta complejidad en el que el hígado del donante se divide en dos partes para obtener dos injertos que van a parar a dos receptores”, explica el doctor Ramón Charco, jefe del servicio de cirugía hepatobiliopancreática y trasplantes del Vall d’Hebron. Así, mientras un equipo realizaba el split, o división del hígado, en dos quirófanos se preparaban simultáneamente a las dos niñas para recibir el órgano. “De esta manera se reducía el tiempo de isquemia”, el periodo en el que el órgano está sin suministro de sangre hasta que se restaura”, ha añadido el doctor Jesús Quintero, médico adjunto en la Unidad de Hepatología. Una de las máximas complicaciones de la intervención es conseguir la partición del hígado para que sus dos partes tengan las venas, arterias y conducta biliar para que puedan funcionar perfectamente. Roma recibió la parte más pequeña, de unos 200 gramos, y aunque era especialmente pequeña era demasiado grande para su cuerpo, por lo que tuvo que estar unos días con la herida abierta antes de poder cerrársela. El resto del hígado, todo el lóbulo hepático derecho y una parte del izquierdo, fue para Naroa. Los dos trasplantes se hicieron simultáneamente lo que requirió un equipo de 50 profesionales, repartidos en dos quirófanos que trabajaban simultáneamente. Muchos de ellos estaban de guardia y acudieron al hospital dada la alta exigencia de la intervención. La casualidad quiso que esta compleja intervención se produjera en un día especialmente complejo en cuanto a la actividad en los quirófanos por trasplantes, cuyas extracciones no se pueden planificar. En 24 horas, entre extracciones y trasplantes se llegaron a producir 14 intervenciones, con nueve quirófanos en marcha y hasta seis operaciones simultáneas. La generosidad de tres personas y sus familias permitieron que ocho personas trasplantadas puedan disfrutar de una nueva vida.
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Barcelona recupera el seu aqüeducte romà

La remodelació d’una paret mitgera ressaltarà el valor de quatre arcs del primer edifici públic construït a la ciutat

Close