Roberto Torres culmina la heroica remontada rojilla

Últimas noticias | Diario AS EFE

Una vez más quedó en evidencia que Juan Sabas tendrá que trabajar mucho con los centrales del Extremadura, que con sus fallos condenaron al equipo a la derrota (2-3) y de los que se supo aprovechar muy bien un Osasuna que consiguió dar la vuelta a un partido que se les puso cuesta arriba en los primeros 45 minutos.

Un gol en propia puerta de Iñigo López y un mal despeje de Djaló, que supuso el tercero de los de Pamplona, fueron el detonante de la masiva pitada de la grada al final para unos jugadores que, una vez más, no supieron controlar un marcador a favor.

La primera parte, con tres goles y llegadas por parte de los dos equipos, la empezó a encarrilar el Extremadura, con fortuna, en un golpeo de falta de Kike Márquez que desvió Fausto Tienza y engañó a Rubén, colándose el balón dentro de la portería en el minuto 18.

Previamente, Enric Gallego reclamó un posible penalti por un empujón cuando le había ganado la posición a la zaga rojilla y los locales tuvieron desaprovecharon un centro del propio Gallego que se paseó por el área y que acabó despejando la defensa.

Tras el gol, los de Joseba Arrasate pusieron más intensidad al partido y empezaron a llegar a la meta de Alvaro Fernández, mayormente por la banda derecha con los centros de Rubén García.

Sin embargo, el Extremadura no bajó los brazos, siguió atacando y, en una jugada por la izquierda de Kike Márquez, Aridane cometió penalti sobre Enric Gallego, que el delantero azulgrana se encargó de resolver con un disparo a su derecha.

En el 41, tres minutos más tarde, los navarros recortaron distancias con un saque de falta por la derecha de Rubén García que peinó con la cabeza Oier y al que no pudo llegar el portero local.

En la segunda parte no bajaron el ritmo los dos conjuntos, ambos querían ganar el partido, y el primero en avisar fue el de Almendralejo con un gol anulado a Enric por fuera de juego.

A los de Juan Sabas les valía el 2-1 y, viendo que los navarros controlaban el esférico, intentaron que se jugara lo menos posible haciendo que entraran las asistencias casi en cada jugada que había un encontronazo.

En una de las jugadas visitantes, otro de los muchos centros de Rubén García y propiciado por la lluvia, llegó el gol del empate cuando el defensa Iñigo López intentó despejar el balón, que se le resbaló de la bota y se fue en sentido hacia su propia portería.

A los locales se les puso el encuentro de cara en el 77 con la expulsión de Aridane por doble amarilla por un codazo a Enric Gallego, aunque los errores defensivos volvieron a condenarlos.

Chuli y Willy, que entraron en la segunda mitad, pudieron poner por delante de nuevo al Extremadura y, sin embargo, un mal despeje de Djaló al borde de su área, deja el balón muerto a Rubén García, el más destacado del partido, que de tacón cede a Roberto Torres y que, con toda la calma del mundo, bate por raso a Alvaro Fernández.

Con esta victoria el Osasuna se sitúa con 19 puntos en la zona alta de la tabla clasificatoria y hunde más al Extremadura, que se mantiene con 9 puntos.

, , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Oficial: Alonso vuelve a las 500 Millas de Indianápolis en 2019

El asturiano competirá con McLaren con la intención de lograr la Triple Corona tras haber ganado las 24 Horas de...

Close