“No puedo esperar para abrazarle”

Portada de EL PAÍS Macarena Vidal Liy

“Cuando supe que había salido, empecé a dar saltos y bailar, ¡llevaba tantos días esperando esta noticia!” Amporn Sriwichai no puede contenerse. Se abraza a sus amigas y lanza gritos de alegría. Su sobrino, Ekapon Chantawonse, el entrenador de 25 años atrapado con sus doce pupilos en la cueva de Tham Luang, ha salido hace apenas un par de horas de la caverna. Ha sido el último del grupo. Ella va de camino al hospital. “No puedo esperar para abrazarle”.

Seguir leyendo.

, , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Gavà enviará las multas a clientes de prostitutas a sus casas

El chivatazo a las familias, nueva arma para frenar a los clientes de la prostitución. El Ayuntamiento de Gavà (Barcelona)...

Close