Neymar: ‘excusatio non petita’…

Últimas noticias | Diario AS Manu de Juan

Y van tres. El Madrid, cuyo presidente se había jactado siempre de no dar pábulo a incorrecciones y críticas (por justificadas que pudiesen ser), le ha cogido el gusto a eso de los desmentidos. Primero salió al paso de una información de TVE que hablaba de una oferta de 310 millones de euros por Neymar; luego, a un supuesto acuerdo por Mbappé a cambio de 272 millones del que dio cuenta un periodista francés; y por último, a las informaciones desde Brasil sobre el supuesto viaje de Juni Calafat a Santos para trabajarse a Neymar Pai. Comunicados que son sólo la primera línea de fuego dentro de los planes del club en materia de comunicación; ahí entran también las tertulias del canal oficial o un programa que atiza, con nombres y apellidos y en ocasiones con un sesgo que provoca sonrojo, a periodistas que tratan la información del Real Madrid.

Dónde queda la elegancia es harina de otro costal; si el Madrid quiere acotar informaciones o delimitar rumores, está en su derecho. Diferente asunto es la credibilidad que puede tener a este respecto. Y la insistencia que está demostrando en todo lo que envuelve al PSG lo que denota es cierto nerviosismo y, a mi parecer, tiene también mucho de táctica. Con esta estirpe de nuevos ricos del fútbol europeo, PSG y City a la cabeza, Florentino ha dado con la horma de su zapato: clubes poderosos hasta el límite de las reglas a los que el presidente blanco no puede domar con el talonario, como sí hacía en otro tiempo. El plan hoy debe ser otro y si el Madrid pretende sacar a Neymar o Mbappé de París, debe hacerlo con el beneplácito de Al Khelaifi. Cuanto más cabreada esté la dirección del Parc des Princes, peor para los intereses del Madrid.

Estos continuos intentos de vocear que el Madrid este verano irá por lo legal (y, reconozcámoslo: en el fútbol a la hora de fichar no va por lo legal ni el 'Tato') suenan a lo que suenan: 'excusatio non petita, accusatio manifesta'. Es el "never, never, never" de nuestro tiempo, versión oficialista. Habrá quien lo interprete como una reacción a las encuestas, otra costumbre del presidente blanco y que muestran un fortísimo rechazo al brasileño y un apego bastante mayor por Mbappé dentro del madridismo. Sonará lógico, pero los hay que seguiremos pensando que el Madrid lo que quiere es cocinar a fuego lento la forma de levantarle al PSG a una de sus dos figuras. La morterada habrá que ponerla igualmente, pero hasta entonces lo mejor será mostrar una amplia sonrisa.

, , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Djokovic, Nadal y el puntazo que dejó boquiabierto al público

Una dejada magistral, una subida a la red al límite, una nueva bola a la línea, la volea de Nadal......

Close