Los suburbios: el talón de Aquiles de Trump

Portada de EL PAÍS Pablo Guimón

La del martes 8 de noviembre de 2016 iba a ser una noche de celebración para Kim Wright. Se fue con sus hijos a casa de una vecina, en los suburbios de la ciudad de Richmond, en Virginia. Se habían inventado hasta un juego para los niños: llevaron un gran mapa de Estados Unidos y un montón de bengalas, que los críos deberían encender y colocar encima de cada Estado en que ganara Hillary Clinton. Aquello acabó como acabó. Veinte bengalas. Así que Wright se fue a casa, acostó a los niños, se puso a ver el final del recuento en televisión y, deprimida, agarró una botella. “De vodka”, añade Wright, de 47 años, entre carcajadas. “Definitivamente, fue una noche de vodka”.

Seguir leyendo.

, , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
“Tentaram me vincular ao comunismo para me desprestigiar”, diz chefe do Judiciário polonês

Símbolo da resistência contra rumos autoritários do Executivo, juíza se nega a se aposentar, como exige a questionada reforma do...

Close