Los jóvenes alquilan un 39% menos respecto al año pasado

20minutos.es CARLOTA CHIARRONI

CARLOTA CHIARRONI

  • Un informe de Fotocasa achaca esta caída al gran incremento de los precios del alquiler.
  • Solo un 5% de los jóvenes entre 18 y 24 años logró alquilar en 2018, un 60% menos que en 2017.
  • El 50% de los menores de 35 alquila porque, dicen, su situación económica no les permite comprar.
  • La compra sube ligeramente ya que, mientras que un 4% compró en 2017, un 6% lo ha hecho en 2018

Se alquila, alquiler, cartel, arrendamiento

Los elevados precios de los alquileres resienten el mercado. Y es que un 39% menos de jóvenes entre 18 y 34 años han alquilado o intentado alquilar en lo que llevamos de año respecto a 2017. Así se desprende de un informe publicado este martes por Fotocasa, y que se basa en unas 1.700 encuestas, sobre los jóvenes y su relación con la vivienda.

La caída es de hasta 11 puntos porcentuales: mientras que el año pasado alquilaron o intentaron alquilar una vivienda un 28% de los jóvenes, en 2018 son solamente el 17%.

El portal lo achaca a "lo que está pasando con el precio de los alquileres"», según explica Beatriz Toribio, directora de estudios de la compañía, a 20minutos.

"Llevamos un año y ocho meses con precios superiores a los años 2007 y 2008", alertó Toribio, quien adelantó que el 47% de los jóvenes cree que la situación está próxima "a una nueva burbuja inmobiliaria".

Fotocasa lleva registrando subidas ininterrumpidas del precio medio desde 2015. El año pasado, además, se cerró con la mayor subida de precios interanual registrada (9%). En Cataluña, hasta un 82% considera que los pisos de arrendamiento son muy caros; en Madrid, el 75, y en Andalucía, el 43%.

Por edades, la horquilla que más sufre el encarecimiento de los precios es la que comprende a jóvenes de 18 a 24 años, ya que solo un 5% logró alquilar en 2018, lo que "supone un 60% menos que hace un año", en palabras de Toribio.

La compra no se resiente

La compra, sin embargo y pese a que la adquisición de pisos también se está encareciendo, no se resiente. De hecho, mantiene un nivel de actividad similar al año anterior e incluso sube ligeramente: del 4% que compró vivienda en 2017 al 6% de este año.

Esto se debe a que cada vez son más los jóvenes que se decantan por esta opción y no por el alquiler. La tendencia se ha revertido. "Entre la población ha vuelto con fuerza la idea de que alquilar es tirar el dinero", explica Toribio, una afirmación que también contempla el informe, puesto que el 66% de los menores de 35 años activos en el mercado creen que, con los precios actuales, compensa más pagar una hipoteca que un alquiler.

La precariedad salarial, no obstante, no pone las cosas fáciles a esos arrendatarios cuyo deseo es claro: adquirir una vivienda en propiedad. En concreto, el 50% terminó alquilando o intentándolo en 2018 porque su situación económica les impedía comprar una casa.

"No compro porque no tengo dinero"

En esta posición se encuentra María, una joven de 25 años que paga unos 400 euros al mes por una habitación en un piso céntrico en Madrid. "No compro porque no tengo dinero para el adelanto ni nadie que me avale", cuenta en conversación telefónica.

Para ella, el alquiler no deja de ser un "derroche", pero es la única opción posible con un sueldo como el suyo: mileurista. "El dinero que aportas para el alquiler no es una inversión. De hecho, con el dinero de los últimos siete años podría tener al menos una cuarta parte de mi propio piso pagado, pero no es así".

En el extremo opuesto al de esta joven están los que se decantan por el alquiler porque facilita la movilidad laboral (38%), porque les da más libertad y flexibilidad (34%), porque se evitan gastos de mantenimiento (17%) y porque les permite vivir en casas que nunca se podrían permitir comprar (8%). Luego están los que aseguran que la compra no entra en sus planes (22%) y los que dicen no poder conseguir una vivienda en propiedad porque el banco no les concede una hipoteca (4%).

Todos estos datos, en resumen, arrojan una conclusión clara: el acceso de los jóvenes de 18 a 34 años a las viviendas (tanto en el caso del alquiler como en el de compra) cayó nueve puntos porcentuales en 2018 (38%) a 2017 (29%).

Perfiles de alquiler y compra

El perfil del inquilino joven es el siguiente: tiene unos 27 años y predominan las mujeres (suponen el 73% frente al 27%).

El 46% pertenece a la clase media alta y el 29% a la clase media. De hecho, el 34% tuvo unos unos ingresos anuales de entre 10.000 y 20.000 euros, y el 30% por debajo de los 10.000.

El perfil del comprador, como es lógico, sube en edad. Se trata de personas de 29 años, en su mayoría mujeres (69% frente al 31%).

Uncategorised

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Rescatado “perfecto” y “sonriendo” el parapentista español atrapado en el Himalaya cinco noches

EFE El asturiano José Luis García Bernal, 'Cheluis', despareció el pasado viernes.Este martes sus compañeros le lanzaron víveres pero no...

Close