Los 100 primeros días de Salvini: furia, ruido y pocos cambios

Portada de EL PAÍS Daniel Verdú

Matteo Salvini grita en directo en Facebook y tiemblan las paredes de las instituciones democráticas. Cuando lo hace el otro vicepresidente italiano, el grillino Luigi Di Maio, palidecen sus empresarios. En algunos momentos ha habido reacciones de pánico en los mercados, se ha disparado la prima de riesgo y con ella, el histerismo de la opinión pública. Cien días de ruido y furia tras los que nada volvería ya a ser igual. Pero los datos sugieren que el artefacto formado por el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y la Liga todavía no ha propiciado ningún cambio sustancial. Se ha reunido menos veces, menos tiempo y ha aprobado menos leyes que sus predecesores en el mismo periodo de tiempo. En ese lapso, la agresividad ha ido rebajándose en cuestiones como Europa o los límites del déficit, que ya no se superarán. Han quedado diluidas las propuestas estrella como la Flat Tax (un tipo impositivo único) o la renta básica de ciudadanía. Y en la cuestión migratoria —le ha costado a Salvini una imputación por secuestro de personas—, más allá de los gravísimos gestos, los cientos de miles de expulsiones que contenía el programa están por debajo de las que practicaba el anterior Gobierno socialdemócrata. ¿Ha domesticado Roma a la bestia?

Seguir leyendo.

, , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Sanidad retira por fallos as sillas de ruedas eléctricas ‘Permobil’ y las muletas de codo ‘Advance bi material’

Close