Las seis noticias que debes conocer hoy, martes 4 de diciembre

España (abc)

[Si te perdiste las seis noticias imprescindibles de ayer, puedes leerlas haciendo click en este enlace] 1. Sánchez quema a Díaz para intentar que el contagio no alcance a La Moncloa. Las heridas que no cicatrizan bien siempre vuelven a sangrar. Y la herida en el PSOE es de las que precisaban una cirugía general que nunca se produjo. Pedro Sánchez y Susana Díaz coexistían pero no convivían desde su agrio enfrentamiento en las primarias de 2017. Un frágil armisticio que resistía por el bien común. Al primer traspié, el primer reproche abriría las hostilidades. Y el hundimiento del PSOE en las elecciones andaluzas es mucho más que un traspié y tiene dimensión de fracaso histórico. La dirección federal estableció ayer un dique de contención entre los resultados de Díaz y la gestión de Pedro Sánchez en el Gobierno de España. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, descartó un adelanto de las generales: «Al contrario. Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de intensificar nuestra agenda social, no planteamos esta cuestión». En la línea de los manifestado por Sánchez: «Mi Gobierno seguirá impulsando un proyecto regenerador y europeísta para España», que utilizaba el ascenso de Vox para enmascarar su caída: «Los resultados en Andalucía refuerzan nuestro compromiso de defender la Constitución y la democracia frente al miedo». 2. Rivera hace el juego a un PSOE ajeno al mensaje de cambio de las urnas. Las elecciones de un tiempo a esta parte las carga el diablo y su calculadora tiene ecuaciones imposibles. Las andaluzas no iban a ser menos y salvo confirmar un claro mensaje de cambio político ha dejado a todos los políticos haciendo números para pactos que no cuadran. Tanto se juega en el resultado que hasta el PSOE de Susana Díaz, en un último gesto de supervivencia política, se ofrecía ayer a comandar el cambio tras casi cuarenta años en el poder. Su única razón, haber ganado las elecciones. Su sino, no haber entendido nada del resultado electoral. En 2012, cuando por primera vez en la historia el PPganó unas elecciones autonómicas en Andalucía, Javier Arenas entonó desde el balcón de la sede del PP en Sevilla una frase lapidaria ante la militancia que le aclamaba como presidente: «Hasta aquí hemos llegado». Se quedó a cinco diputados de la mayoría absoluta y admitió con resignación democrática que había ganado las elecciones y perdido el poder. Sabía que el PSOE e IU,que entonces interpretaron el mensaje de las urnas como un necesario giro a la izquierda, sumaban para formar el gobierno. Ese gobierno lo rompería Susana Díaz precipitadamente en 2015 para adelantar las elecciones con el objetivo de frenar la irrupción de Podemos en la escena política. 3. Sánchez suprimiría la inviolabilidad del Rey en una reforma constitucional y augura que Felipe VI lo apoyaría. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera «sin duda alguna» que la inviolabilidad del Rey que recoge la Constitución se ha quedado vieja y está convencido de que Felipe VI sería favorable a que se eliminara esa prerrogativa en una hipotética reforma constitucional. Sánchez se muestra partidario de esa modificación en una entrevista con varias televisiones, entre ellas EFETV, con motivo del 40 aniversario de la Constitución y en la que ensalza este texto porque ha dado «los 40 años de mayor prosperidad, libertad y democracia de toda nuestra historia». Eso no es óbice para que defienda la necesidad de realizar ya reformas que cree que demanda la sociedad. Diferencia el jefe del Gobierno una reforma agravada, para la que asume que no hay tiempo en la actual legislatura, de cambios puntuales que sí pueden llevarse a cabo como el relativo a la limitación de los aforamientos. 4. 5.000 erasmus españoles, en un limbo legal por el Brexit. Las universidades españolas y las británicas han firmado una declaración conjunta donde muestran su preocupación respecto a qué va a pasar con la colaboración académica mutua cuando el Brexit se haga realidad, independientemente de la forma que tome, que puede materializarse en tres escenarios: Reino Unido sale de la UE el 29 de marzo de 2019, pero sigue asociado a los programas europeos de investigación e intercambio; que salga y siga asociado a dichos programas, pero con condiciones (por ejemplo, no puede participar en ciertos proyectos o no puede coordinarlos); o, directamente, que rompa de raíz toda relación con Europa. En un documento conjunto, Crue Universidades Españolas y su equivalente en Reino Unido, Universities UK, exigen a los Gobiernos de España y de Reino Unido, y también a la Unión Europea, que «garanticen el mantenimiento del alto nivel de colaboración en investigación e intercambio de estudiantes» entre ambos países ahora y en el futuro, independientemente del resultado del Brexit. 5. El Gobierno populista italiano acepta negociar unos presupuestos para evitar la recesión. La guerra de palabras del ejecutivo italiano con la Unión Europea sobre los presupuestos del 2019 parece un recuerdo lejano. El Gobierno de coalición populista está dando marcha atrás en sus pretensiones, lo que ayer lunes fue celebrado por la Bolsa de Milán, con una subida del 2,26 %, la mayor en Europa, un escalada favorecida también por la tregua entre Estados Unidos y China sobre tasas aduaneras. La realidad se impone: en los seis meses que llevan en el Gobierno, los populistas han demostrado solo improvisación, amateurismo y charlatanería. Fruto de ello fue hacer unos presupuestos basados en la fantasía y sin tener los pies en la tierra. Pretendieron elevar el déficit hasta el 2,4% con relación al PIB para poder pagar sus dos grandes promesas electorales: la rebaja de la edad de jubilación y el pago de una renta de 780 euros a los parados. Roma aseguró a la UE que para compensar ese presupuesto expansivo y no aumentar la astronómica deuda pública, equivalente al 132%, venderían inmuebles del Estado por valor de 18.000 millones de euros, una cifra completamente irreal y de locura. Imposible también es cumplir su objetivo de un crecimiento del PIB del 1,5%. 6. Modric, ganador del Balón de Oro 2018. Modric ganó el Balón de Oro como colofón a un año histórico para el croata, tras obtener también los premios The Best, Mejor Jugador de la UEFA, mejor centrocampista de Europa, Mejor Futbolista del Mundial de Rusia y mejor jugador para la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol. El centrocampista subrayó que también era un premio del Real Madrid. El triunfo fue majestuoso. Obtuvo 753 votos de los 170 periodistas de todo el mundo que votaron. Cristiano fue segundo, con 476. Griezmann quedó tercero, 414. Mbappé logró 347. Messi era quinto, con 280. Salah fue sexto, 188. Y Varane séptimo, con 121. El Gran Palacio de las Bellas Artes de París, construido en 1897 para albergar la exposición universal de 1900, era el sitio idóneo para entregar a Luka Modric el Balón de oro al mejor futbolista del mundo. El fútbol de Modric es bello, es arte. Lo han refrendado todos los galardones del año, monopolizados por el croata.
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
May se enfrenta al Parlamento en la primera de cinco jornadas para intentar que apruebe el acuerdo para el ‘Brexit’

El Parlamento votará el día 11 si acepta o no el pacto con Bruselas Los laboristas y otros grupos acusan...

Close