La seguridad vial se reforzará con 855.000 controles de alcohol y drogas

España (abc)

Exceso de confianza y aumento de las distracciones. Para el delegado del Gobierno, Javier Losada, son esos dos factores los que explican principalmente el empeoramiento de los datos de siniestralidad vial registrados en Galicia en el año 2018; un tiempo en el que perdieron la vida 104 personas, en comparación con las 76 del 2017. Así, para los próximos doce meses, Losada avanzó que se intensificará la vigilancia en las carretera con el despliegue de 840.000 controles de alcohol, 15.000 de consumo de drogas y 3,3 millones de controles de velocidad. «Los responsables de la seguridad vial nos alertan de una mayor relajación al volante», afirmó el delegado del Gobierno, en una comparecencia en la que estuvo acompañado por la coordinadora de la DGT en la Comunidad, Victoria Gómez, y por el jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Francisco Javier Molano. El acto sirvió para hacer balance de un 2018 que arroja datos «preocupantes», como la cifra de 12.308 accidentes registrados en Galicia, 99 de los cuales con víctimas mortales entre los afectados. Por provincias, en La Coruña se acumularon 45 fallecidos frente a las 33 de 2017. Pontevedra pasó de 20 a 24. mientras que Lugo sumó 20 tras un 2017 con 16 víctimas y Orense pasó de 7 a 15. Con todo, Losada señaló también el cambio de tendencia ocurrido en la segunda mitad del año. «El mes de abril fue el primero de la serie histórica donde registramos cero víctimas mortales enc carretera». Esa pauta, que ofrecía motivos para el optimismo respecto al 2017, cambió por completo durante el verano, cuando se registraron el doble de muertos que el año anterior. Después llegaría un septiembre «negro», con 15 fallecidos frente a los 4 del pasado año. Uso del cinturón Al margen de las cifras, el delegado del Gobierno expuso además que «el 20% de las víctimas mortales en accidentes en carretera el año pasado no usaban el cinturón de seguridad en el momento del siniestro», y que vendría a ser una de las razones por las que las autoridades detectan más «relajación» al volante. Por otro lado, el balance muestra que el 88,5% de los accidentes con resultado de víctimas mortales se produjeron en carreteras de carácter convencional. En estas vías, el Gobierno aprobó recientemente una reducción de la velocidad máxima permitida de 100 a 90 kilómetros por hora. En tercer lugar, el parque móvil. Losada subrayó que «en dos tercios» de los siniestros viales del pasado año «han estado implicados vehículos de más de diez años». Por último, en 2018 se realizaron 36 campañas especiales de control de velocidad, alcohol, consumo de drogas o estado del vehículo; número que aumentará en 2019 al entorno de las 40.
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
El emocionante encuentro de Totti y Michela, la fan ciega del Roma: “¡Solo hay un capitano!”

Michela y su hermana ganaron un viaje para asistir al duelo del Roma ante la Juve y conocer a los...

Close