La policía judicial ya trabaja con los resultados de las pruebas de ADN del crimen del edil de Llanes

España (abc)

El desconcierto por el crimen del concejal de Izquierda Unida (IU) de Llanes, Javier Ardines, continúa en los círculos más cercanos al edil. Mañana se cumplirá un mes de su asesinato y la investigación policial mantiene abiertas todas las hipótesis. Este sábado llegaron a los agentes los resultados de las pruebas de ADN realizadas a los restos genéticos recogidos en el lugar del suceso, según afirma La nueva españa, medio en el que confía su entorno. «Estamos todos a la expectativa. No podemos pensar en nadie que pudiera haber hecho algo así premeditado», afirman a este diario Begoña Collado y Priscila Alonso, compañeras del partido local de IU de Llanes. Priscila, futura sucesora en el cargo de Ardines. Según sostienen, los agentes no están en contacto directo con ellas sino con la familia, pero sí que conocen que son muchos los investigadores que están trabajando y que han llegado perros policía esta última semana para auxiliar en el caso. Como han declarado, «Ardines se movía en muchos ámbitos y cultivaba unos círculos de amistad muy grandes, y los policías tienen que rastrear todos esos círculos». Casos de corrupción Tanto Begoña como Priscila aseguran que «el acoso político desde gente afín al PSOE de Llanes contra Javier en los últimos meses era implacable, porque tenía mucho peso político y hacía mucho daño». «La política en estos últimos 28 años en Llanes era una política de un partido que gobernaba con mayoría absoluta y están acostumbrados a jugar de forma muy sucia: lanzaban mentiras, lo ridiculizaban», sostienen, «cuando tus rivales políticos son de juegos más sucio, alguien como Javier que juega con las cartas destapadas, no gusta». Sin embargo, frente a los rumores que se han conocido, han afirmado que no se dio ningún caso de corrupción llamativo descubierto por el concejal que hubiese podido suponer el móvil de su asesinato. «Casos de corrupción los hay de todos los tamaños y colores en Llanes, y es verdad que desde que llegamos al ayuntamiento en 2015, Javier sí que destapó varios casos, pero nada lo suficientemente llamativo», declaraba Begoña Collado. Además, «en los últimos años estaba muy tranquilo», añaden. Los policías judiciales de Llanes, de Gijón y de la Unidad Central Operativa de Madrid, que se trasladó para ayudar con el caso, continúan con la investigación, decretada bajo secreto de sumario. A ciencia cierta, sólo se conoce que el cadáver fue hallado con tres golpes en la cabeza que de manera premeditada provocaron su muerte, y que intentó defenderse del ataque.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Rivera: “Señor Sánchez, no anteponga el sillón a los intereses de España”

Close