La Camilo José Cela prohíbe el «plagio de todo tipo» en las tesis y lo castiga con la retirada del título

España (abc)

La Universidad Camilo José Cela (UCJC) no tolera que sus doctores plagien o roben propiedad intelectual a otros investigadores. La normativa interna del centro universitario madrileño especifica que los doctorandos tienen que cumplir una serie de normas, entre las que se incluye la obligación de «evitar el plagio de todo tipo» en sus tesis. ABC, tras una investigación, denuncia que el Presidente del Gobierno cometió hasta tres tipos de plagio en su texto. La Universidad, sin embargo, considera que no hubo ninguna irregularidad en el proceso de evaluación de la tesis de Pedro Sánchez, por lo que ayer decidió no abrir una investigación interna que aclare el caso. En un escueto comunicado, fruto de una larga mañana de deliberación entre los altos cargos de la UCJC, la entidad educativa respaldó «el proceso de evaluación, interno y externo, de la tesis del doctor Sánchez Pérez-Castejón». Con esta decisión, la universidad normaliza -por citar sólo un ejemplo- el plagio del presidente del Gobierno a los profesores Julio Cerviño y Jaime Rivera y, a la vez, ignora sus propios mecanismos de control interno. La normativa específica para los estudios de doctorado en la Camilo José Cela determina en su artículo 24, y textualmente, lo siguiente: «La tesis doctoral consiste en un trabajo original de investigación elaborado por el candidato a doctor en cualquier campo de conocimiento». A la vez, la guía de buenas prácticas de los estudios de doctorado de la misma universidad establece, en su artículo octavo, los principios generales que han de regir la actividad investigadora de los estudiantes de tesis. El punto tercero enuncia, también de manera literal, la obligación de «evitar el plagio de todo tipo» en el marco del respeto de los derechos de autor y la defensa de la autoría de todos los implicados en la obtención, por parte del doctorando, de los datos contenidos en dichas investigaciones. Extracto de la normativa interna sobre plagio en las tesis - ABC Pese a lo escueto y general del comunicado de la UCJC, la propia universidad confirmó a este diario y a través de los cauces oficiales que no sometió la tesis de Sánchez a examen por parte de las herramientas informáticas que detectan la falsa autoría en los textos. Pese a ello la universidad resolvió -tras revisar únicamente los documentos existentes en la institución- que no hay nada raro en la tesis de Sánchez y, por ende, que tampoco es necesario abrir una investigación interna, como sí hicieron la Complutense o la Rey Juan Carlos (URJC) cuando hubo dudas en otros casos similares. Las consecuencias La guía de buenas prácticas de estudios de doctorado, publicada por la UCJC en su página web, determina también cuáles son las consecuencias si queda probado oficialmente un caso de plagio en alguna tesis doctoral. Para resolver esta duda también hay que acudir al artículo octavo de dicho documento. «En caso de que se demostrara, tras el correspondiente expediente informativo, plagio en una tesis doctoral o en las publicaciones de ella derivadas, se procedería a establecer las sanciones correspondientes, pudiendo llegar éstas a anular el título de Doctor e inhabilitar al director para la dirección de tesis doctorales». En el caso de Sánchez la inhabilitación, si finalmente la universidad considerara que existiera algún tipo de plagio en su tesis, trascendería del ámbito académico y supondría, previsiblemente, el fin de su estancia en La Moncloa. «Muchas anomalías» El presidente del Gobierno ha mantenido su tesis al margen de los focos mediáticos durante años. Desde entonces, los rumores al respecto han golpeado a Sánchez de manera recurrente pero nunca con la misma fuerza que ahora, cuando se ha conocido con detalle el contenido del documento que, según la opinión de las fuentes universitarias de toda solvencia consultadas por este diario, presenta «muchas anomalías». La Universidad especifica que la tesis doctoral ha de ser «original» - ABC La escasa experiencia de los miembros del tribunal que evaluó a Sánchez es, amén del plagio a los profesores Cerviño y Rivera, uno de los aspectos que más molestan entre los investigadores. «Es cuando menos atípico que en el tribunal haya doctores titulados sólo dos meses antes o que apenas cuenten con un par de años de experiencia desde que leyeron su tesis. Lo habitual es que la media del tribunal esté entre los 10 y 15 años», explican estas fuentes, que también cuestionan que Sánchez se sirva de textos de sus publicaciones antiguas sin la correspondiente cita: «Si no te autocitas, y teniendo en cuenta que las tesis buscan aportar información nueva en un campo determinado, estás publicando unos datos que ya has utilizado antes como si fueran novedosos sin avisar». No gusta nada entre los investigadores universitarios lo que se sabe hasta ahora sobre la tesis del presidente del Gobierno e incluso hablan de un comportamiento «académicamente reproblable». En la Camilo José Cela, sin embargo, defienden que no pasa nada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
El presidente mintió al Congreso al decir que su tesis estaba en Internet

¿Estaba o no disponible la tesis en Internet? No. Aunque el presidente del Gobierno afirmó ayer que su tesis doctoral...

Close