Google apela la sanción de los 4.340 millones € de multa que le impuso Europa

Últimas noticias | Diario AS Cesar Otero

Tras ponerle un 2017 una multa de casi 3.000 millones de dólares por abuso de posición que hizo a través de su sistema de compra online Google Shopping, parecía que la Comisión Europea ya le había demostrado a Google que si se pasaba de la raya en el viejo continente, le atacaría dónde más suele dolerle a una empresa: en los activos económicos. Pero se ve que el gigante de la Red no escarmentó, y justo un año después, bam, otra multa y más grande aún.

Sanción record en la UE

Justo el pasado mes de julio, la Comisión Europea imponía a Google una multa record de 4.340 millones de euros por vulnerar las normas antimonopolio de la UE. Desde 2011, Google ha impuesto restricciones ilegales a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes móviles para consolidar su posición dominante en los servicios de búsqueda general en internet. Google debía poner fin de manera efectiva a esta conducta en un plazo de 90 días o hacer frente a multas coercitivas de hasta el 5 % del volumen de negocios mundial medio diario de Alphabet, la sociedad matriz de Google. ¿La decisión de esta? Apelar a la sanción.

Al conocerse la decisión, Google declaró que planeaba apelarla, ya que el SO Android les ha brindado a los consumidores una mayor libertad de elección, a diferencia de lo que la CE sostiene. Y es lo que ha hecho: “Hemos presentado nuestra apelación sobre la decisión de la Comisión Europea sobre Android en el Tribunal de la Unión Europea”, declaró hoy un representante de la compañía, añadiendo que “Android ha creado más elecciones para todos, no menos. Un ecosistema vibrante, innovación rápida y precios menores son los pilares clásicos de una vigorosa competencia”.

¿Libertad o imposición?

Según la decisión de la Comisión Europea, Google violó las regulaciones antitrust de tres formas distintas: Pidiéndole a los fabricantes que incluyesen Google Search y Chrome en sus dispositivos Android; pagándoles para pre-instalar Search de forma exclusiva; y evitando que los fabricantes vendiesen dispositivos Android con elementos que no hubieran sido aprobados por la misma Google. Para la CE, estas prácticas “deniegan a los motores de búsqueda de los rivales la posibilidad de competir”. Aunque para hacerse una idea de la situación, sólo en 2017 Google cerró el año con 25.000 millones € de ingresos solo por publicidad digital en Europa.

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Publican las imágenes del robo de contenedores de cloro por parte de terroristas del EI

Los terroristas asesinaron a varios militantes en un ataque contra una sede del Frente Al Nusra en el norte del...

Close