Goles no son amores

Portada de EL PAÍS José Sámano

Tan intrincado es el fútbol que 45 días después de proclamarse campeón de Europa por tercera vez consecutiva, en el Real Madrid han pedido la baja sus dos principales símbolos: Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo. Por lo que se ve, no hay títulos ni goles suficientes que satisfagan a las partes. Le ocurrió al técnico y ahora la espantada le corresponde al icono de los últimos nueve años. Y, en los dos casos, los divorcios no solo han tenido aristas económicas. Solo hay que contrastar la fría despedida entre CR y el club —con dos comunicados— y el emotivo adiós público de Zidane.

Seguir leyendo.

, , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Dónde colocar la frontera del consentimiento en los actos sexuales

Cuatro juristas muestran sus dudas sobre la plasmación penal del anuncio de Calvo

Close