Garantizan el acceso con perros de asistencia a zonas de uso público

España (abc)

Reconocer y garantizar el derecho de las personas acompañadas de perro de asistencia a entornes en los que hasta ahora su reconocimiento era «difuso» o no existía, como el ámbito laboral, o a los espacios de titularidad privada de uso colectivo, y dar así un paso más para favorecer una vida «independiente» y la autonomía «personal» de las personas con discapacidad. Es lo que persigue el proyecto de ley de acceso a la entorno de las personas usuarias de perro de asistencia en Castilla y León, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno, que extiende este reconocimiento más allá de los perros guía para personas con discapacidad auditiva a otros canes que ayudan en su vida diaria a quienes sufren enfermedades como la diabetes o con autismo. Un texto «novedoso» y «necesario», según destacó la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, que nace para «dar respuesta» a una demanda del sector y que ha sido elaborado de la mano del Cermi y la Once. La norma equipara los perros de asistencia con los perros guía, que acompañan a persona con discapacidad visual y para los que sí existía una legislación más clara en cuanto a la garantía de acceso a los espacios. Así, entre las principales novedades, sobresale que se extiende a más personas el derecho de acceso al entorno social con canes de asistencia, distinguiendo otras cinco tipologías, además del perro guía, que son aquellos adiestrados para guiar a persona con discapacidad visual o con una auditiva añadida (en Castilla y León hay 47 del millar que existen en España). La nueva tipología incluye el perro de servicio (adiestrado para promover la autonomía personal de una persona con discapacidad física), de señalización de sonidos (se encarga de avisar a las personas con discapacidad auditiva de la emisión de sonidos y su procedencia), de aviso (adiestrado para dar una alerta médica a quienes padecen diabetes o epilepsia, entre otras enfermedades), para personas con trastorno del espectro autista y los adiestrados para nuevas necesidades de apoyo a las personas con discapacidad que puedan surgir. Identificación La ley, además, concreta los lugares y espacios públicos o de uso público a los que se extiende el derecho de acceso, puesto que para algunos hasta ahora el reconocimiento era «difuso o no existía», como el ámbito laboral o el puesto de trabajo. Así, garantiza la entrada y deambulación de los perros de asistencia a lugares y locales de espectáculo públicos, parques, jardines, playas, centros de recreo, centros de enseñanza y sanitarios, centros comerciales, oficinas, transportes (en los que no se les podrá cobrar un billete o cantidad adicional), hoteles... También fija los espacios a los que no podrán entrar, como es el caso de las zonas de manipulación de alimentos que sean de acceso exclusivo para el personal en establecimientos de hostelería. La ley establecerá los requisitos y condiciones para el reconocimiento y condición de perro de asistencia y persona usuaria, que deberán inscribirse en el correspondiente registro y contarán con un carné y distintivo.
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Erdogan se reunirá con Putin el lunes para tratar la situación de la provincia siria de Idlib

Close