El laboratorio de Pellegrino aun busca el dibujo ideal del Leganés

Últimas noticias | Diario AS Javier Martín

La Instalación Deportiva Butarque se ha convertido en el laboratorio de Mauricio Pellegrino. El entrenador del Leganés prueba, prueba y vuelve a probar. Pese a que han pasado ya ocho jornadas, él y su cuerpo técnico están todavía fase de experimentación. Cosas de contar con un plantel de hasta 16 caras nuevas en el que una buena parte del grupo aterrizó a última hora del mercado.

"Estos jugadores aún están vírgenes en muchas cosas. Es sólo el inicio. Ocho partidos en la formación de un equipo no son nada. En la velocidad del fútbol moderno parece mucho, pero es poco. Hemos hecho algunas primeras pruebas. Es un trabajo del día a día", confesó el Flaco tras el triunfo contra el Rayo del pasado sábado.

Él y sus ayudantes tratan de hallar el sistema ideal con el que sentirse satisfechos. Pero todavía no lo han encontrado. Por eso en este inicio de curso el Leganés ha probado tres dibujos diferentes. Cuatro si se tiene en cuenta que en verano también apostó por el 4-3-3. Ninguno parece haber convencido a su técnico al 100%.

Un arranque 'garitaniano'

El primero venía heredado. En las dos jornadas iniciales Pellegrino insistió en el 4-2-3-1 que había utilizado en tiempos anteriores Asier Garitano. No le funcionó y ante el Real Madrid trató de cambiar. Su once inicial debía haber trazado sobre el césped un 4-4-2 que apenas duró 10 minutos por el dominio merengue. El entrenador pepinero reorganizó el once y volvió a dibujar un 4-2-3-1. No funcionó: derrota 4-1 ante el vigente campeón de Europa.

El método se repitió ante el Villarreal, pero también se perdió, así que después de cuatro jornadas con un solo punto en el saco, el técnico agitó el árbol y mutó el esquema. Contra el Eibar se retornó a la idea del 4-4-2.

Arropado con tres centrales

El partido de Ipurúa fue malo. Muy malo. Tanto, que Pellegrino, cuatro días más tarde, hizo de nuevo cambios y varió la pizarra tratando de aportar mayor solvencia defensiva. Contra el Barça probó con defensa de tres centrales y dos carrileros, esto es, un 5-4-1 plagado de rotaciones. Tarín, En Nesyri, Óscar Rodríguez o Vesga tuvieron su oportunidad. Funcionó con nota alta, altísima.

El histórico triunfo frente a los culés animó a repetir fórmula contra el Betis cuatro días después, pero en el Villamarín se perdió con tramos en los que el Lega fue dominadísimo por su rival.

"Hubo cosas que no nos salieron bien y fue una versión del equipo que no nos gustó, nos faltaron cosas que aprender y mejorar. Fue un partido difícil porque no pudimos agarrar el balón, que lo habíamos trabajado", confesó después Pellegrino, que en la última jornada de Liga, ante el Rayo, ha vuelto a usar el 4-4-2.

Cómodo con dos puntas

A la tercera fue la vencida. En las visitas al Bernabéu e Ipurúa el esquema fue fiasco. Sin embargo, contra la Franja el Leganés venció, selló su portería (venía de 11 partidos seguidos encajando) y además dio una imagen de solidez que, sobre todo en la primera parte, amenazó con hacer más goles que el escaso 1-0 final.

Mañana, ante el Eibar, Pellegrino parece que apostará de nuevo por este mecanismo. Es lo que ha ensayado durante toda la semana con vistas puestas ya no sólo a su duelo frente a los armeros en este choque amistoso que se disputará en Castañares (Burgos), sino también a la siguiente visita frente al Valencia en Mestalla del sábado 20 de octubre. ¿Será el definitivo? El tiempo dirá. Si no, el Leganés seguirá probando en el laboratorio de la Instalación Deportiva Butarque.

, , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Detenida Keiko Fujimori por un delito de financiación ilegal en la campaña de 2011

La líder de la oposición peruana debía acudir a declarar ante el juez pero ha quedado arrestada

Close