El Gobierno se parapeta tras Serrano para no hablar de la politización en Correos

España (abc)

El presidente del Gobierno abandonó ayer a toda velocidad el pleno del Congreso de los Diputados tras participar en la sesión de control al Gobierno. Tampoco dirigentes relevantes del PSOE comparecieron públicamente para cuestionarles por la politización de Correos mediante la colocación en la presidencia de la entidad de Juan Manuel Serrano, antiguo jefe de gabinete de Pedro Sánchez. ABC se puso en contacto con la presidencia del Gobierno para conocer su posición ante la información publicada y se rechazó hacer cualquier comentario. «Nos quedamos con la comunicación del presidente de la compañía que desmiente la información». Insistiendo en los relevos efectuados en la empresa, que no atienden a criterios profesionales y que son constatables porque los ha hecho oficial la propia empresa, desde el Gobierno se mantuvieron en su postura de no emitir ninguna valoración y parapetarse en lo manifestado por Serrano. Durante todo el día de ayer Correos no manifestó de forma oficial ningún comunicado. Pero este periódico sí se puso en la víspera en contacto con Serrano. En un primer término el presidente de la compañía estatal declinó contestar, pero fuentes oficiales de Correos advirtieron que no valorarían la información: «No vamos a entrar en conversaciones privadas, pero sí desmentimos que el presidente haya hablado de compromisos políticos o personales». Tras la publicación de la primera edición, al borde de la medianoche, Juan Manuel Serrano sí quiso hablar con este periódico. Sostuvo en una llamada a este diario que desmiente «tajantemente todas las conversaciones» que se le atribuyen y que «sí» se ha reunido con representantes de multinacionales del sector de la logística, y en concreto «cuatro veces» con Amazon. Una de las críticas que se hacían desde el interior de la compañía es que no se había reunido con esas importantes empresas por no saber inglés. El PSOE acusó a Ciudadanos y su propuesta de despolitización de las empresas públicas de «despreciar» y «faltar al respeto» a los empleados públicos, que trabajan con «imparcialidad y profesionalidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
El Gobierno «fichó» al Open Arms para el Estrecho y Alborán pero todavía no ha rescatado ni una patera

Cuando más arreciaba la tormenta migratoria y el sur de España estaba colapsado, incapaz de hacer frente a la incesante...

Close