El diluvio aplaza la final de todos los tiempos entre Boca y River

Portada de EL PAÍS Andrés Burgo

Argentina, siempre un país de exageraciones, esperaba la final del mundo y se despertó con el final del mundo: el superclásico entre Boca y River que debía jugarse este sábado en la Bombonera (17.00 hora local, 21.00 en España) para comenzar a dirimir la Copa Libertadores, anunciado como el partido de todos los tiempos, fue suspendido por el diluvio tropical que comenzó a caer en Buenos Aires desde la madrugada. Si algo le faltaba a una previa que atravesó a la política, la religión y a la sociedad argentina era una llamada de la naturaleza, y se dio: el puntapié inicial fue postergado para este domingo, a las 16.00 hora local (20.00 hora de España; Movistar Liga de Campeones), aunque también está amenazado por pronóstico de tormentas. La vuelta se mantiene en su fecha original, el sábado 24 en el Monumental.

Seguir leyendo.

, , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Mientras se decide el futuro de Solari, Feuillassier relanza al Castilla

Un golazo del argentino sirvió para hundir al Burgos (1-0). Manolo Díaz, el interino del filial, se apuntó su primer...

Close