El amargor de la avispa asiática

España (abc)

La avispa asiática o «Vespa velutina» sigue avanzando sin que aparentemente se encuentren los medios para frenar a esta «especie invasora», muy agresiva con los insectos polinizadores, especialmente con las abejas. El punto de entrada de estas peligrosas avispas en Castilla y León ha sido el norte de Burgos, donde los primeros ejemplares aparecieron hace unos años. Los apicultores del Valle de Mena y la comarca de Las Merindades están especialmente preocupados y piden más medios, aunque en el País Vasco y Cantabria, donde llegó antes esta plaga procedente de Francia, tampoco han encontrado todavía la fórmula mágica. La presidenta de los apicultores de Las Merindades, Yolanda Martínez, llama la atención sobre la gran expansión de estas avispas. Únicamente el Ayuntamiento del Valle de Mena ha matado en el último año 800 avispas reina. Se trata de la única manera de acabar realmente con un enjambre, porque si la reina sigue viva la colonia continúa activa y construye un nuevo nido en la zona. «Puede parecer una cifra muy alta y preocupante, para los apicultores y para los ciudadanos, pero es sólo la punta del iceberg, porque no incluye las avispas que se eliminan con las trampas que instalan los apicultores, que también son una cifra importante, aunque más difícil de precisar», explica Yolanda Martínez. Rápido avance Uno de los apicultores de la zona más afectada, Ángel Nava, cree que la presencia de la «Vespa velutina» será permanente y cada vez afectará a más territorio. De hecho, las colonias avanzan entre 20 y 30 kilómetros al año y ya se han detectado ejemplares en la sierra de la Demanda, las cuencas del Ebro y del Pisuerga e incluso cerca de la capital palentina. «No se frenarán siquiera al llegar a la costa y acabarán pasando a África porque ya se han detectado también ejemplares en las Islas Baleares», asegura. Los apicultores insisten en pedir que las administraciones tomen medidas contra estos avispones y doten a los profesionales del sector de mejores herramientas para eliminar los nidos de estos insectos. Ángel Nava advierte del riesgo de que se baje la guardia porque parece que este año se puede pensar que hay menos ejemplares. Lo que ocurre es que el exceso de lluvia ha retrasado el proceso de cría y ha provocado una alta mortandad de avispas, igual que ha ocurrido con las abejas. Los nidos son más pequeños, pero siguen estando en una zona cada vez más amplia. Se trata de unos insectos especialmente peligrosos que, aunque no son muy agresivos con los humanos, pueden provocar daños importantes. Mientras las avispas habituales en España forman enjambres de unos 300 ejemplares, la «Vespa velutina» tiende a formar colonias mucho más grandes, de entre 2.000 y 3.000 ejemplares, por lo que sus ataques son masivos. Además, al daño económico que provocan en las explotaciones de miel de los apicultores al matar abejas, incluso a enjambres enteros, se suma el hecho de que las abejas son también polinizadoras y su actividad en ese plano es fundamental para muchas especies vegetales y, sobre todo, para los frutales. Ángel Nava insiste en que no se puede intentar retirar un nido de avispas asiáticas sin la preparación necesaria, por lo que recomienda avisar a los bomberos para que sean ellos los que actúen. «Lo mejor si se detecta un nido es alejarse del lugar lo antes posible y, en el caso de que se sufra un ataque, hay que refugiarse en un lugar seguro y avisar a los servicios de emergencia para facilitar la localización en el caso de sufrir alguna picadura que pueda provocar una reacción alérgica», explica Nava. Menor cosecha Este fin de semana se celebra en Espinosa de los Monteros (Burgos) la XI Feria regional de la miel, en la que se tratará el riesgo que supone la presencia de la «Vespa velutina», pero también la alta mortandad de enjambres como consecuencia de la elevación de las temperaturas y el exceso de lluvia de este año hasta fechas demasiado avanzadas, que han retrasado el proceso de recogida de polen. De hecho, el responsable de apicultura de la Unión de Campesinos, Juan Carlos Merino, estima que la mortandad de abejas ha superado el 30% de los enjambres, lo que se traducirá en una reducción de la cosecha de miel.
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Ingresa en la UCI un herido muy grave tras sufrir una agresión en Valladolid

Un hombre de unos 55 años ingresó muy grave hoy en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del Hospital Universitario...

Close