Desde un presidente a la fuga hasta los 85 votos que Equo iba a perder en Sanlúcar

España (abc)

Más allá de la debacle socialista y la irrupción de Vox, la jornada electoral del domingo en Andalucía dejó varias anécdotas, tanto en los colegios electorales como, después, a la hora de analizar los datos definitivos de las votaciones. No faltó la foto de las monjas votando, las típicas colas en los centros de votación -pese al descenso de la participación- y tampoco alguna que otra salida de tono que no enturbió una jornada que comenzó de manera particular en una localidad de Málaga. «Premio» al votante más madrugador San Pedro de Alcántara (Málaga) Y si no, que se lo pregunten al votante más madrugador de San Pedro de Alcántara. Cristóbal Holgado, que así se llama el caballero, aguardaba desde primera hora a que abriera su colegio electoral. Quería depositar su voto y, acto seguido, ir a abrir su bar. Seguro que no se esperaba lo que le ocurrió. Nada más entrar a votar, la Policía le explicó que no podía irse: el presidente de su mesa no había acudido a la cita y el suplente, al enterarse de que iba a tener que asumir las funciones del primero, escapó. Por ello, Cristóbal fue designado nuevo presidente de aquella mesa, donde permaneció todo el día pese a sus obligaciones laborales. Susana no es profeta en su barrio Triana (Sevilla) No fue una buena jornada para Susana Díaz quien, pese a la victoria del PSOE, tiene un pie fuera del Palacio de San Telmo, sede de la Junta de Andalucía. Para redondear la nefasta jornada para sus intereses, la expresidenta regional, natural del barrio sevillano de Triana, no consiguió llevarse la victoria en casa. Ser profeta en su tierra no es una misión sencilla y la socialista hizo buena esta máxima. El PP fue el partido más votado en su barrio por apenas 120 papeletas. La tradición, no obstante, viene de lejos. Díaz tampoco logró vencer en su barrio en los comicios de 2015. Vox triunfa entre invernaderos El Ejido (Almería) El arreón final de Vox en la campaña andaluza se tradujo en una fuerte irrupción en el panorama político: doce escaños. La formación que lidera a nivel nacional Santiago Abascal consiguió representación en todas las provincias. Sin embargo hubo un lugar donde fueron primera fuerza, El Ejido (Almería), un municipio de 88.000 habitantes bautizado como «el mar de plástico» por la importancia de sus cultivos en invernaderos. Equo, a punto de quedarse sin 85 votos Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) La incidencia más notable de la jornada electoral en Andalucía se produjo en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), donde las urnas tuvieron que permanecer abiertas dos horas más de lo habitual. Esta situación provocó que los primeros datos del escrutinio no se conocieran hasta más allá de las diez de la noche y es que en uno de los colegios de dicha localidad no había papeletas de Equo. Finalmente, tras el recuento, los datos oficiales hablan de que la formación ecologista consiguió 85 votos allí. El despiste de «Kichi» Cádiz El alcalde de Cádiz, José María González «Kichi» acompañó a su pareja, la candidata de Adelante Andalucía Teresa Rodríguez, a votar al colegio electoral que les correspondía. Hasta ahí, todo normal. Lo raro ocurrió cuando el primer edil de Cádiz intentó votar, por error, en la misma mesa que Rodríguez. Una vez que se lo advirtieron, y pese a las risas entre los presentes, «Kichi» votó con normalidad. Los «nuevos», con el PSOE Serrato y Montecorto (Málaga), Valderrubio, Domingo Pérez y Jatar (Granada) El PSOE-A ganó en cinco de los siete municipios nuevos andaluces, que votaron el 2-D por primera vez. Es el caso de Serrato y Montecorto, en Málaga, y Valderrubio, Domingo Pérez y Játar, en la provincia de Granada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
El secuestro y muerte de un empresario vale diez años de prisión

Cuando la Guardia Civil detuvo a Óscar del Pino y a sus tres colaboradores directos el 14 de octubre de...

Close