Compañeros de juerga

España (abc)

El independentismo ve en la irrupción de Vox un nuevo empuje para lograr su objetivo. «Es la España del «a por ellos», la que no quiere dialogar. Ahora sí que ya sólo nos queda la independencia». Más carnaza para la trituradora de agitación y propaganda, otro pretexto para el victimismo. Como si el independentismo hubiera querido en algún momento dialogar, cuando de todas las formas posibles se le ofrecieron diálogo y mediación. Como si el independentismo no fuera igual de folclórico, de fronterizo, de tradicionalista (carlista, por decirlo en local) que Vox. Como si entre el extremismo antiliberal de la CUP (y en cierto modo del de Torra y Puigdemont) y el cerril liberalismo de Vox hubiera diferencias más allá del nombre de la patria y del número de rayas de la bandera. Hay un independentismo, no todo pero sí el más exacerbado, que celebra como propios los doce diputados de VOX, en nombre del «cuanto peor, mejor» en el que increíblemente continúa confiando, a pesar de los malos resultados que le lleva dando. Un independentismo que vive mucho más de gestionar el conflicto que de buscar soluciones y encajes futuros. La prensa comprada, que es prácticamente toda en Cataluña, se ha apresurado a invocar a Franco y al fascismo, cuando lo más totalitario y violento que se ha vivido en Cataluña, y en España, empezó con los episodios del 6 y 7 de septiembre del año pasado y acabó con la declaración de independencia más triste del mundo. El independentismo, que es a fin de cuentas un populismo exactamente igual de reduccionista, autoritario y victimista que el de Vox y el de Podemos, actúa trágicamente igual que sus compañeros de juerga, culpando a los españoles -como Vox culpa a los inmigrantes y Podemos a los empresarios- de lo que en el fondo es su miseria, su falta de humanidad y su incompetencia. Distintos nombres para un solo camino que, como todo lo simplista y todo lo que se basa en la culpa ajena conduce, más temprano o más tarde, haciéndonos más daño o menos, a la más inapelable de las derrotas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Los precios de Copa del Rey son más caros que años atrás

La localidad que más cuesta es 40 euros y la más barata, 18. Ayer todavía quedaban por vender más de...

Close