Las medias verdades

Los independentistas catalanes tienen en España libertad para expresar sus ideas y convicciones. Lo que no pueden hacer es transgredir la ley y cometer un golpe de Estado, que es lo que intentaron el 1-O