1×1 del Barcelona: Messi sigue comiendo aparte en la mesa

Últimas noticias | Diario AS Javier Miguel

Ter Stegen: Partido extrañamente plácido para el meta alemán, que tuvo que emplearse a fondo solo con algunos remates tímidos desde fuera del área del rival. Solo en alguna jugada de estrategia pasó algún apuro. En un córner le remataron de cabeza pero paró el balón en la misma línea de gol y en una falta lateral le marcaron un gol, pero el VAR lo anuló por fuera de juego.

Semedo: Gran partido del lateral derecho que poco a poco va creciendo en su juego. Le sigue faltando un poco más de convicción en sus centros al área para acabar de redondear sus partidos. Atento a las coberturas y potente en la recuperación, está claro que la continuidad le está ayudando. Le va a poner las cosas difíciles a Valverde cuando Sergi Roberto regrese.

Piqué: Parece que al central le motiven los silbidos de las gradas porque volvió a completar un partido perfecto, dejando a Borja Iglesias prácticamente inédito. Siempre escogió la mejor opción en la salida de balón y estuvo muy atento en la anticipación. En los balones aéreos también fue un seguro de vida para el equipo.

Lenglet: Buen partido del francés, que parece que le está cogiendo cada día más el gusto a las dificultades que suponen ser central en el Barcelona. Una acción desafortunada suya junto a Arturo Vidal casi lesiona al chileno.

Alba: Extraordinario en todos los conceptos. Perfecto a la hora de dar profundidad y amplitud al campo y excelente a la hora de vigilar sus espaldas e impedir la transición del rival. Está en un momento tan dulce que se atreve a todo como una espuela de tacón a la hora de despejar un balón.

Sergio Busquets: Clarividente y metrónomo a partes iguales. Nunca se dejó amedrentar por el rival y supo siempre marcar el ritmo del partido, haciendo que la presión del Espanyol se difuminara de forma alarmante. Literalmente se ‘comió’ al rival.

Rakitic: Mejoró y mucho respecto a los últimos partidos. Muy bien a la hora de recuperar balones y en la anticipación. Le sigue faltando la precisión de otros años, pero estuvo a un nivel más que notable.

Arturo Vidal: El internacional chileno sigue dejando su firma en cada partido que juega. Carácter, garra y pasión a raudales. Aporta más sin el balón que con el balón, pero para eso se le fichó, para que sea un guerrero al servicio del equipo. Acabó un tanto renqueante el partido por culpa de un pisotón en el tobillo derecho de Lenglet.

Messi: La misma semana que a Modric le daban el Balón de Oro, relegándole a él en la quinta posición, el crack argentino se sacó de la manga una exhibición portentosa, marcando dos goles estratosféricos de libre directo y dando una asistencia a Dembélé para que se uniera a la fiesta. Estaba tan motivado que hasta llegó a recuperar balones prácticamente en el área del Barça. Lo cierto es que a este nivel ni Modric, ni Griezmann ni tampoco Cristiano pueden comer en su mesa. Leo come solo y a veces se empacha.

Luis Suárez: El delantero charrúa volvió tras someterse a un tratamiento de células madre en la rodilla derecha , y la verdad es que le ha sentado a las mil maravillas el reposo de dos semanas. Nueva exhibición de potencia y garra que además culminó marcando un golazo tras una gran asistencia de Dembélé.

Dembélé: El francés parece que se ha empeñado en deshacerse de la etiqueta de jugador irregular y un tanto infantil. Y la verdad es que lo está consiguiendo. Valverde le premió con la titularidad tras su exhibición del pasado fin de semana ante el Villarreal y Ousmane no decepcionó al técnico, regalando otro partido espectacular. Gran gol gracias a una asistencia genial de Messi y un gran pase a Leo que no marcó de puro milagro. Como dijimos en el partido ante el Villarreal: que siga con ‘Call of Duty’ hasta las tantas de la madrugada.

CAMBIOS:

Coutinho: Su suplencia fue la gran sorpresa del once ante el Espanyol, pero lo cierto es que el brasileño llevaba tiempo jugando con fuego. Sus últimos partidos habían sido muy decepcionantes. Saltó al campo con ganas de hacer cosas y en su primera acción estuvo a punto de batir a Diego López.

Munir: El canterano salió por Luis Suárez con la intención de seguir alimentando el aporte ofensivo del equipo. Tuvo una buena ocasión, pero la desaprovechó.

Denis Suárez: Jugó los últimos minutos, pero apenas pudo hacer dos o tres acciones en el campo.

 

, , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

%d bloggers like this:
Read previous post:
Esto es lo que pasa cuando Messi se pone el traje de ET: las caras que dejó su segundo gol de falta

Diego López con la cara desencajada, Rubí que no sabía donde meterse y Piqué y Suárez alucinando. El rastro que...

Close